Javier Alemán

Salir de la taquilla

In Fútbol, Personal on enero 22, 2011 at 9:54 pm

Xavi

Hay gente, especialmente la que no me conoce, que se sorprende cuando digo que me gusta el fútbol. Quizá parta del prejuicio asociado al tan mal llamado “deporte rey”, como si no se pudiera compaginar con otro tipo de gustos y sólo por gustarte tengas que ser poco menos que un mono. Quizá sea mi impresión, pero además, ahora con Mourinho por un lado y el Barça por el otro, sea más difícil que nunca no hablar de fútbol (sólo hay que ver los informativos de La Sexta), así que es algo que la gente va descubriendo más rápido sobre mí…

No siempre fue así. Durante mucho tiempo, hacía tímidamente caso a los partidos de mi equipo (la imagen de arriba da la pista) y no compartía con mucha gente la afición. Yo mismo era presa del prejuicio, y con el elitismo a la cabeza, las pocas veces que tenía ocasión me recordaba que “estaba por encima de esas cosas”. Aún así, tuve desde el primer FIFA que apareció para Megadrive, hasta el último; pasando por “Pros” y los de PSOne. Con la adolescencia la cosa paró definitivamente y no volví a permitirme amar el fútbol hasta entrada la veintena.

Uno de mis primeros recuerdos futbolísticos es ver la trágica final de Atenas del 94. Estaba con mi padre en el sofá de la segunda casa en la que vivimos, y el pobre no podía parar de cagarse en todo. Normal, porque el Milán arrolló al Barça sin ningún tipo de piedad, tal y como hacen ahora los blaugranas con todo el que se les pone por delante. Desde entonces le he tenido manía a ese equipo, que con los años se ha ido extendiendo a buena parte del fútbol italiano por su forma de entender el juego, catenaccio mediante. Recuerdo también, cómo no, los dos años que el CD Tenerife le regaló la liga al Dream Team pasándole por encima al Madrid. Desde entonces, cada vez más borrones en la memoria, producidos por la negación del fútbol, hasta llegar a los últimos años.

Resulta curioso cómo la presión social puede hacer que uno reniegue de sus hobbies hasta el punto de prácticamente no tener más recuerdos sobre ellos. Esa presión que asume que si te gusta leer no puedas disfrutar de un partido, al mismo nivel. Por suerte, desde hace unos años, no sin mucho esfuerzo, decidí que ya estaba bien de coartarme a mí mismo. Encontrar gente afín con la que ver los partidos ha servido de mucho, pero he llegado a ir solo a bares porque no echaban algún partido en abierto, cosa que no habría hecho antes en la vida. O, incluso, a contratar un canal temático para poder tener acceso a más partidos. Sin embargo, sigue en la sociedad esa idea del fútbol como “el opio del pueblo”, como afición idiotizante y refugio de hintelectuales, con hache.

Quizá una parte sea así. Pero hay otra gran parte detrás, al igual que en cualquier otro deporte, que se aviene a un análisis más profundo. La estrategia, la continua innovación en los equipos ganadores, la confección de plantillas con “poco” presupuesto (en esto el Villarreal es, simplemente, escandaloso) y, sobre todo, la belleza. Porque en el fútbol hay momentos de plasticidad que tienen poco que envidiar a otras manifestaciones artísticas, momentos en los que parece que la mente funciona al mismo ritmo que el pie y que hay telepatía entre los jugadores. Siempre lo he dicho: si mi equipo juega mal no quiero que gane. Tampoco quiero que lo haga con trampas. Lo que quiero ver, cuando veo un partido, es algo estético. Algo bello. Por eso, habiendo crecido con el Dream Team, soy desde siempre del Barça. Y por eso, no me canso de ver sus partidos.

Y para quien no entienda esto de la plasticidad, una muestra, por parte de mis dos jugadores favoritos:

Anuncios
  1. […] escrito sobre cómo, a veces, es difícil reconocer que te gusta el fútbol, por toda la mierda que lleva. Sobre la eterna esquizofrenia que es ser de izquierdas y amar un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: