Javier Alemán

#Democraciarealya

In Política on mayo 18, 2011 at 12:59 pm

Cuando me dio por escribir en este blog, tenía una cosa segura: no iba a hablar de política. No me parece el medio, ni el lugar, ni tengo la paciencia como para hacerlo de manera razonada. La política, muchas veces, no entiende de razones, sino de emociones; y así, los debates tampoco suelen ser demasiado productivos a menos que se vaya con esa intención. Basta con ver los comentarios en los periódicos online para entender que, la mayoría de veces, son un cruce de insultos y descalificaciones. Y yo no quería eso en mi blog. Con la irrupción de #democraciarealya eso ha cambiado.

La revolución ha nacido en Internet, de manera parecida a las últimas revoluciones árabes. Grupos de jóvenes, descontentos con el sistema de gobierno actual, han decidido movilizarse en sus ciudades para reclamar mejoras en una democracia por la que no se sienten representados. Es curioso, que si esto pasa en Túnez, Egipto o Libia, es portada en los telediarios y en todos los periódicos de tirada nacional, mientras que cuando pasa en el país en el que vivimos, al principio el seguimiento es discreto, para luego ser denostados como “grupos de radicales” e intentar hacer el mínimo caso posible. Lo mismo pasa con las televisiones y tertulias radiofónicas, donde se jalean comentarios jocosos y descalificaciones, pero hay poca autocrítica. Especialmente sangrante en el caso de la radio pública.

Mientras tanto asistimos a la falta de vergüenza de los partidos políticos mayoritarios, que se empeñan en dirigir el movimiento hacia sus intereses. Desde el PSOE han incorporado las reivindicaciones en su página web, mientras que en el PP han pedido el voto para que las cosas cambien. ¿No se dan cuenta o no quieren darse cuenta?

Ya que hablamos de “jóvenes antisistema”, hablaré de mi caso. Tengo 26 años, una carrera y trabajo (por suerte) desde los 19 años. Ahora mismo mantengo mi trabajo y no me va mal económicamente. He militado en un partido político, he estudiado teoría política y me leo los programas de los partidos políticos a los que voto. Voté en las últimas elecciones al PSOE, y me arrepiento profundamente. No me planteo votar a su principal opositor, porque mis ideas no van por ahí. El 15 de mayo pasado fui a una de las manifestaciones, sin ser okupa, sin ser antisistema, sin quemar contenedores y sin buscar el fin de la democracia. Me acompañó mi novia (con la que llevo dos años viviendo), de 29 años. También ella es licenciada, habla idiomas y lleva trabajando desde muy joven, sólo que por primera vez en la vida lleva meses en paro. ¿Damos con el perfil de “radicales antisistema”? Yo creo que no.

No puedo hablar por ella, pero sí por mí. Hay varios motivos por los que fui:

– Estoy harto de que mi voto valga menos que el de otras personas. Estoy harto de que el sistema tienda al bipartidismo gracias a las circunscripciones provinciales y la ley D’Hont en el reparto de escaños.

– Estoy harto de la corrupción en la clase política. Sea del signo que sea. Estoy harto de que los delitos económicos prescriban y el dinero no sea devuelto a las arcas públicas.

– Estoy harto de los programas electorales fraudulentos, en los que se prometen unas cosas y se cumplen otras.

– Estoy harto de que sean más importantes las agencias de rating y “los mercados” en la soberanía nacional, que el poder legislativo y ejecutivo.

– Estoy harto de que suban los impuestos indirectos mientras que no se tocan los progresivos, que afectan a las rentas más altas.

– Estoy harto de sólo poder dar mi opinión cada cuatro años, y aguantarme con lo que ha salido.

– Estoy harto de políticos que cobran y no van al Congreso. Estoy harto de eurodiputados que viajan en primera clase mientras piden austeridad. Estoy harto de banqueros que se prejubilan a los 50 años mientras a mí me piden que trabaje hasta los 67.

En los medios dicen que somos apolíticos, que queremos acabar con los partidos y que no damos propuestas. Al ser un movimiento integrado por personas, que sólo tienen en común la indignación con la clase política y el sistema, es lógico que no salgan propuestas hasta que se consensúen. Yo sí que tengo, y dejo varias:

No prescripción de delitos económicos.

– Imposibilidad de presentarse a unas elecciones si se está imputado.

– Nacionalización de la banca que sea rescatada, si no total, al menos parcial.

– Persecución del fraude fiscal y el dinero negro.

– Salario máximo para los políticos: 2,5 veces el salario mínimo interprofesional. Incompatibilidad para trabajar en empresa privada mientras se ostenta un cargo político. Reducción de las dietas y obligación de asistir a los plenos si se quiere cobrar por ese día.

– Obligación por ley de cumplir el programa electoral. De no ser así, que sea penalizado por publicidad fraudulenta.

– Imposibilidad de practicar ERE‘s teniendo beneficios. Que el dinero salga de las empresas y bancos y no del Estado.

– Eliminación de la circunscripción provincial en las elecciones generales, optando por la circunscripción única. Reparto “una persona, un voto” y no Ley D’Hont.

Ahí tenéis propuestas, de alguien que no vive okupando ni es antisistema. Si se nos sigue ignorando a los jóvenes, acabaremos por ser una generación perdida. Y llegará el día de que el país lo pague. Lo está pagando ya, pero lo acabará pagando con creces. Si creeis que, aunque sea, alguna de las reivindicaciones o propuestas son lógicas, os animo a que salgáis a manifestaros y sigáis luchando. Si en África se han librado de dictadores, ¿qué no podremos hacer aquí, con mayores garantías jurídicas y amparados en la Constitución? PODEMOS.

Anuncios
  1. Comentarios a tus propuestas:
    1. De acuerdo
    2. De acuerdo
    3. Nacionalización TOTAL de los bancos rescatados. Nada de parcial.
    4. Me parece utópica. En la actualidad se hace, eso si, teóricamente…., pero me temo que serían los mismos “perseguidores”
    5. Salario: el que estén cobrando antes de ocupar el cargo, con el ajuste del IPC que corresponda. Ni un euro más. En política se está para servir a los demás, ¿no dicen?…
    6. Incompatibilidad durante la actividad pública y 5 años despues, si es en el mismo campo en el que se estuvo en política
    7. Programa electoral: de acuerdo
    8. EREs: de acuerdo
    9. Un hombre (una persona para que no se mosquee nadie…), un voto, POR SUPUESTO
    Saludos y adelante

  2. Completamente de acuerdo en todo.

    Lo del tema de los imputados es de las cosas que más me escama en estas elecciones, sobre todo viendo las declaraciones de los políticos al respecto de la detención del presidente del FMI, donde todos han corrido a culparle sin que exista ningún tipo de prueba (cosa que en la mayoría de los casos de imputados políticos SÍ existe.

    No se donde llegará todo esto, pero afortunadamente se está haciendo algo y se está haciendo desde la indignación, algo mucho más poderoso que cualquier idea política, indignación porque estamos (y me incluyo en ese “estamos” a mis 32 años) condenando a una generación entera a unos trabajos de mierda, con sueldos de mierda.

    Por último y por si queréis acabar de indignaros, recomiendo encarecidamente que echéis un vistazo a ‘Inside Job’, un documental imprescindible para entender cómo hemos llegado a esta situación http://www.youtube.com/watch?v=X2DRm5ES-uA

  3. Lo de un hombre un voto,sin circunscripción electoral provincial,sería una dictadura de las regiones pobladas,los que vivimos en regiones poco pobladas no contaríamos y también sería discriminatorio.Se está haciendo demagogía con esto( no dudeis q hay gente interesada en esto-determinados “think tank” por ejemplo-Circunscripción electoral única,NO. Las regiones-ciudades muy pobladas ya tienen suficiente representación-inversión.Los ciudadanos de pueblos y provincias poco pobladas también pagamos impuestos y se necesitan inversiones y servicios, y de otra manera no se haría(los grandes partidos ya ni harían campaña en Ourense o Teruel por poner dos ejemplos),todos sabemos como es una administración centralizada(ahora se vería influida basicamente por las 4-5 grandes ciudades, y los demás, ciudadanos de segunda), no pidamos lo mismo que queremos cambiar; no tenemos q saber como hacerlo. Como decía Saramago,ya con saber lo que no queremos,es bastante; que sean los expertos quienes nos den las alternativas.La tan odiada ley d´Hont es solo un factor de distribución,alguno hay q poner para asignar los escaños. Otro también serviría. ESTO NO ES EL PROBLEMA,simplemente en este rio revuelto,hay mucho interesado,q quiere sacar tajada. Yo también quiero cambiar las cosas,pero no q cambien de manos simplemente. Con todo los demás,en general bastante de acuerdo.

  4. Partiendo de la base de que la circunscripción electoral provincial no es una mala idea, al final nos encontramos con que la suma de eso y el reparto D’Hont, lo que acaba siendo representado en las generales son los partidos nacionalistas de las regiones y el clásico bipartidismo.

    Yo también vivo en una región lejana y poco poblada (Canarias) y no veo mi voto representado porque no pasa el corte provincial y el 3% mínimo de votos para ir al Congreso, a pesar de sumar a nivel nacional más que otros partidos. Quizás no sea el mejor sistema la circunscripción electoral única y “una persona, un voto”, pero algo habrá que hacer para que, si a un partido le votan 800.000 personas no tenga menos escaños que otro votado por 150.000. He leído por ahí propuestas interesantes, como convertir la circunscripción electoral en autonómica y ampliar a 50 diputados el congreso, dando esos escaños entre las más votadas pero que no han pasado el corte. Quizá así funcione. La cosa es que esto debe ser más representativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: