Javier Alemán

El día que pude ver a Kasabian en directo

In Música, Personal on agosto 4, 2012 at 4:27 pm

El 12 de junio de 2007 fue el Pepeworld Festival en Madrid. La crisis sólo se intuía, y todavía había festivales y más festivales a lo largo de la geografía española. Yo, no recuerdo cómo, conseguí empalmar una reunión que tenía en Madrid con la fecha del festival y me lancé a la aventura.

En el cartel uno de los grupos que nunca había visto: The Smashing Pumpkins. Sólo mantenían a Billy Corgan y Jimmy Chamberlain (batería) de su formación original y estaban en plena gira de presentación de “Zeitgeist”, su disco de reunión. Eso habría echado a mucha gente atrás, pero no a mí, era uno de mis grupos favoritos y nunca los había podido ver.

Se sumaban The Killers (no tan tremendamente populares como ahora), Kasabian y Triángulo de Amor Bizarro. A los últimos no los había oído aún, y con Kasabian me podía el prejuicio. Estaba un poco aburrido de la nueva ola de grupos británicos (Bloc Party, Arctic Monkeys, Kaiser Chiefs, Franz Ferdinand…) y ni me había molestado en escucharlos demasiado. No es que a día de me encanten, pero no me perdería un concierto como hice en su momento.

El festival empezaba a las cuatro de la tarde, y yo estaba cansado. Iba a ir solo, y quien haya ido así a un festival (o un concierto, incluso) sabe que es un coñazo. El momento que hay entre los grupos, el esperar a los cabezas de cartel…Así que me descarté. Hice de cabeza un cálculo para llegar directamente a The Killers y me quedé por la zona de la plaza de Las Ventas, con un libro y un café mientras hacía tiempo.

Cuando llegué aún tocaban Kasabian sus últimas canciones. Para mi sorpresa, me gustaron, y empecé a insultarme a mí mismo por mi estupidez. ¿Cómo por pura pereza me había perdido un concierto cuando no tenía nada más que hacer? Peor todavía fue descubrir, tiempo después, que Triángulo de Amor Bizarro me encantan. Los dos grupos iban en el (barato) precio de la entrada y yo me tomaba con pachorra un café en los aledaños de la plaza de toros.

El resto del concierto fue espectacular. The Killers impresionantes, presentando parte de Sam’s Town (2006) pero dándole mucha coba a su primer disco, y The Smashing Pumpkins con un despliegue inmenso que repasaba casi toda su carrera y añadía varias canciones del nuevo disco. Sonaron las más míticas, y recuerdo que sólo me faltaron, de mis favoritas, “The Everlasting Gaze” y “Ava Adore”.

De todas formas, eso no es lo más importante. Lo principal es…¿cómo a veces la pereza nos quita disfrute con tal de seguir instalados en la comodidad? Desde entonces, salvo en conciertos muy concretos (con teloneros que conozco y no me gustan), siempre he intentado tragarme por completo a los teloneros. Suele merecer la pena.

Anuncios
  1. […] deuda de muchos años, desde el lejano 2006, cuando pude haberles visto pero decidí, por pura estupidez, no hacerlo. Eran teloneros (junto con Kasabian) de The Killers y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: