Javier Alemán

La idolatría

In Opinión, Personal on junio 4, 2014 at 8:02 am

becerro

Adorando ídolos en El Corte Inglés.

Ayer iba por la avenida de Mesa y López, en Las Palmas y de repente topé con una muchedumbre inmensa. Una cola que salía de la puerta de entrada al Corte Inglés y que recorría parte de la calle, durante por lo menos unos cincuenta metros. Esto para alguien de Madrid debe ser poquito (allí he visto colas así hasta para coger pan de molde que regalaban de muestra), pero para el isleño tranquilo era un espectáculo digno de observar. Bromeando con mi señora le dije que viendo a la gente congregada lo más probable es que fuera Javier Marías firmando libros pero…¿quién coño estaba ahí?

Ya olvidado del tema, me entero de forma anecdótica de que era Luis Fonsi. Hay todo un elenco de cantantes de salsa-bachata-merengue-loquesea que tal vez no tenga tanta consideración en la España peninsular, pero que en las islas tienen la altura de un semidiós. No en vano, ese tipo de música siempre llega antes, cual atolón de Mururoa de la música ligera. Pues ahí estaba el señor, y ahí había una cola de narices. ¿Ha sacado nuevo disco? Porque yo lo hacía desaparecido del mapa, pero tampoco es que me haya interesado nunca, mi único conocimiento de su obra se debía a los “minutos musicales” que colaban hace muchos años en la publicidad de Telecinco en Canarias.

Me fascina este fenómeno de esperar horas por alguien, por verle, por hablarle, por algo como su firma…Está claro que me llama más aún la atención que sea con un “artista” como Luis Fonsi, porque ni entiendo su música ni cómo le puede gustar a alguien hasta el punto de querer su firma, pero ahí están los gustos de cada uno. Me fascina porque yo nunca he sido nada idólatra, porque puedo entender el fenómeno, pero para mí siempre ha estado antes la obra que el autor, por muchísimo que me guste.

Así repasando, creo que lo único que tengo firmado en mi vida es el libreto del Encuentros con Entidades de Los Planetas, y porque coincidía que iban a estar su guitarrista y bajista en un festival pequeño en La Orotava, no porque esperase por ellos. De hecho, tuve la ocasión de asistir a una firma de discos del grupo años después, tras comprar su nuevo trabajo en la FNAC de Madrid, y me harté al poco de esperar porque iban fuera de hora y aún no habían empezado (por eso y por el inmenso solajero del Madrid de verano). El mismo clima ardiente, años después, me contuvo de acudir a la feria del libro a por una firma de Chuck Palahniuk: luego tenía un concierto y la perspectiva de pasar toda la tarde en Madrid tirado al sol fue suficiente como para disuadirme.

Este “desinterés” ha sido así desde casi siempre: no suelo leer entrevistas de músicos o escritores que me gustan, y hay muchos grupos (algunos de mis favoritos) a los que no les sabría ponerles nombre ni cara a sus integrantes. Y sin embargo, sí que tengo escritores o directores de cine que son mis “favoritísimos” y estoy atento a todo lo que sacan. Pero sus vidas me dan bastante igual. No digo que mi postura sea superior ni mucho menos, pero estoy tan acostumbrado a la obra por encima del creador que este tipo de cosas me sorprenden un montón.

¿Por qué habrá gente que lo vive con tanta intensidad y que busca cualquier detalle sobre sus ídolos, y luego pobres desheredados como yo a los que nos da más bien igual? No lo tengo nada claro. Intuyo que también puede deberse a que muchos de mis artistas favoritos deben ser unos imbéciles e insoportables de cuidado (Houellebecq, Bret Easton Ellis, Christopher Nolan, J de Los Planetas…) y ante la perspectiva de andar conociendo sus tonterías mi cerebro ha debido inhibirse. Por otra parte, hay pocas cosas que lleve peor que hacer cola y esperar, así que imagino que no esperaría más de diez minutos por casi nadie, por mucho que me guste su obra.

Seguramente, como todo empezó con la música, y para mí en ella el culmen está casi en la despersonalización en medio del sonido, de ahí se han contagiado el resto de mis aficiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: