Javier Alemán

Fin de cicle

In Fútbol, Opinión on junio 17, 2014 at 10:47 pm

xavifindeciclo
Sic transit gloria Barça

Todas las cosas terminan, y este Barça antológico, al que no pocos califican como mejor equipo de fútbol de la historia, ha terminado. Quizá no fuera este año ni el anterior, sino un globo aerostático con un pequeño agujero que dejaba escapar el aire poco a poco. Seguía subiendo azotado por los vientos y parecía poder flotar eternamente, pero perdía algo de su esencia incesantemente. Lo raro era ganarlo todo y ganarlo con tanta autoridad, lo raro era permanecer en la cúpula del mundo y no bajar por fuertes que fueran los vientos y los movimientos de silla debajo.

Pero se acabó, y creo que es importante asumirlo para empezar a construir de nuevo un equipo de leyenda. ¿Mejor que el anterior? Probablemente no: hay equipos que quedan en el imaginario colectivo a los que refuerza la nostalgia y que nunca podrán ser superados. Pero sí un equipo poderoso que vuelva a inspirar miedo en Europa y en un eterno rival que le tiene demasiado cogida la medida (al que hay que sumar un nuevo aspirante que espero retenga su estatus por mucho tiempo).

Nada ejemplifica mejor el fin que la decadencia del corazón y el cerebro del equipo. El primero, el eterno capitán, ya no puede coleccionar más cicatrices. El segundo, el arquitecto de mil y una victorias, cuestionado y en lenta decadencia. De Puyol ya hablé, pero quisiera dedicarle unas cuantas líneas a Xavi (me pongo en pie).

Hablamos del jugador español con mayor número de títulos de la historia, de un tío que tiene tres Champions, siete Ligas, dos Eurocopas y un Mundial. Cualquier futbolista mataría por una pizca de la magia que acumula en las botas.  Un jugador que es patrimonio de todo el fútbol español y que ya nunca jamás se repetirá. ¿Está tan acabado como se dice? Yo no lo tengo tan claro. Es cierto que la edad no perdona, pero ahí está Pirlo, un año mayor, haciendo de cada partido una lección. A su peor estado de forma se ha unido un entorno pútrido que ha contaminado al equipo y unos mecanismos tácticos que ya no le favorecían. ¿De repente Messi, Iniesta, Busquets…todos se han vuelto unos paquetes? El equipo, al partirse, al intentar jugar a otra cosa y al perder el rigor posicional, ha dejado en mayor evidencia los defectos de cada cual (que ya los tenían también en el Barça de Guardiola).

Xavi ya no está para ser titular, sí, pero podría seguir dando unos veinte o treinta buenos partidos al año, bien dosificado. Incluso algunos más que buenos, un recuerdo de lo que fue. Pero parece claro que se va a Qatar a cobrar mucho y a descansar de tanta competición, tras dieciséis años en el primer equipo del Barça. Siempre cuestionado, especialmente en sus inicios, no encontró la gloria hasta que alguien supo ponerle donde tenía que jugar y le dejó bien claro a sus compañeros lo que debían hacer. Y ahí está el primer problema del Barça: la heterodoxia.

Todos los estilos son iguales de lícitos, así que esto no es una discusión de cuál es mejor. Se trata de que, simplemente, el Barça no puede jugar a otra cosa que no sea su juego de posición (la posesión es un medio, lo importante es el avance coordinado en posición). Cuanto más ortodoxo, más éxito tenía el equipo.

Thiago-Cesc-ca1

¿Les había pillado la medida el rival? Sin duda, pero el equipo siguió ganando (y mucho) mientras se mantuvo el estilo. Pero Guardiola se fue, y Tito no pudo hacer lo que quiso. Cada día parece más claro que Pep arrancó por problemas con la directiva, y ahí está el problema fundamental que ha acabado rasgando la tela del globo y haciendo que se desinflara aún más rápido: el maldito entorno culé y una directiva que no ha estado a la altura.

Como queriendo hacer historia propia, rápido se fueron descartando muchas cosas de Laporta. Arriesgando el cabreo inmenso de Pep se vendió a Chygrynskiy contra su palabra (“mientras sea entrenador del Barça, no saldrá”) y ahí se puso la primera piedra de la tumba del equipo. No por el central ucraniano, claro, sino por querer mandar en una parcela que estaba bien si la dejaban tranquila: la deportiva. Cuando el equipo ganaba y ganaba era cuando se tenía que haber empezado a cambiar piezas, a preparar el futuro. Pero el central nunca llegó y los nuevos canteranos chupaban banquillo en vez de irse cedidos a un equipo con un juego similar.

Ridículos como la gestión de Thiago y Cesc (ambos destinados a suceder a Xavi, ambos fuera del equipo ya) son sangrantes, especialmente en el caso del primero, que pudo irse por tres duros por no cumplir algo tan sencillo como jugar un número de partidos cuando ya tienes la temporada ganada. Cesc jugó mucho y defraudó bastante, pero nunca tuvo continuidad en su auténtica posición y ahora se va regalado a un club que no perdona ni un céntimo al Barça cuando quiere fichar a sus jugadores. El central sigue sin llegar a día de hoy. De repente abrimos los ojos y nos damos cuenta de que los jugadores también cumplen años, no como en los primeros PC Fútbol en los que eran eternos, y que con esos años pierden nivel. ¿Y ahora qué, qué tenía la directiva preparada, cuál es la hoja de ruta? Neymar y la nada absoluta.

Un fichaje innecesario y cargado de antimadridismo y complejo de segundón, para “robárselo al Madrid” más que por la falta que hiciera. Para vender camisetas y hacer feliz a un Rosell que siempre ha tenido manejos chungos en Brasil. Un fichaje que no ha dado el rendimiento esperado y que ha hecho padecer un ridículo histórico al club al ver hasta qué punto ha sido una corruptela inmunda. Neymar y ningún central. Song por 19 millones en vez de 35 por Thiago Silva en su momento. Lo barato sale caro cuando improvisas y no sabes a dónde quieres llegar.

¿Mi solución a este fin de ciclo? Elecciones y vuelta a la ortodoxia más absoluta. Una directiva limpia (dentro de lo que se puede estar limpio en el fútbol), un buen director deportivo (cheque en blanco a Monchi) y juego de posición en vena. Fichar a los mejores de fuera y para lo demás tirar de cantera.

Y a Xavier Hernández Creus un homenaje como es debido y el agradecimiento del club por todo lo que le ha dado. No se echarán de menos sus declaraciones, pero desde luego, vamos a estar huérfanos por muchísimo tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: