Javier Alemán

El selfie como percepción anómala

In Personal on agosto 24, 2014 at 11:06 am

mono

Si fuera guapo quizá me sacaría selfies todo el día.

Pero claro, no tengo una cara que merezca ser estampada en cien de cada cien fotos que hago. Así que ya desde pequeño, cuando mi padre me regaló mi primera cámara, no hice ademán ni de sacarme una foto. Fotografiaba a los perros, las curvas de la carretera, los árboles y el mar. Y, eso sí, un poco más mayor, pasé por el rito de iniciación de sacarme un par de fotos delante del espejo, que marca la pubertad y la llegada de la tontería durante un par de años.

Eso sí, prometo que antes de la pubertad no cayó ni una sola foto ante el espejo, y pasada ella, tampoco. Tan pocas fotos tengo de mí mismo que las pasé putas para encontrar una para la cubierta de mi novela (acabé eligiendo una que me tuve que hacer para la web de la empresa). Y no digo esto para diferenciarme ni para presumir, sino para terminar de aclarar que no entiendo por qué la gente se saca tanta foto de sí misma.

¿Podría ser una percepción distinta, una atención focalizada tan hacia uno mismo que el mundo termina por desaparecer?

Desde luego, en los casos más extremos (gente que no saca fotos más que de sí misma, qué pereza), está claro que tiene que haber algo de narcisismo o sobrecompensación detrás, de lo que los ingleses llaman “fishing for compliments” en las redes sociales. Pero más que quejarme de lo cansino que resulta, me interesa de verdad el proceso que tiene que haber detrás.

¿Cómo ve el mundo alguien que no hace más que selfies, que se tiene de fondo de pantalla en el ordenador y en el móvil?

Yo podría pasarme la vida sacando fotos del mar y de la montaña. De los acantilados, de las regiones escondidas de la ciudad, (insisto) de las curvas que hace la carretera, de las nubes…Soy tan pesado con el tema del paisaje y mi embelese es tan grande que hasta cuando escribo no puedo evitar imaginarme mundos de belleza serena, de playas infinitas y de lugares maravillosos. El escenario como protagonista, vacío de una humanidad que casi lo contamina. La Tierra Permanece, de George R. Stewart o el final de La máquina del tiempo como paradigma. 

Y en los viajes, ya sea solo o con mi pareja, la obsesión de ambos por inmortalizar las vistas, por retener un momento limpio, sin una triste cara que lo mancille. Evidentemente sacamos alguna foto de nosotros, pero están en tal desventaja que eso parece un F.C. Barcelona – Duggi B jugando con los titulares.

¿Qué ve el selfier compulsivo? ¿Qué rodea su mundo, qué le envuelve para que sea tan poco ilusionante la belleza que no es la propia? Entiendo que la belleza de cada persona es única y efímera (en menos de lo esperado estaremos todos enterrados o incinerados y ya no podremos sacarnos autofotos), pero no logro comprender la obsesión continua con uno mismo, el estar en mil lugares distintos y sólo inmortalizar mi cara tapando un mundo hermoso, mucho más hermoso que cualquier persona.

Es tan grande la ceguera perceptiva, tan inmenso el foco en el yo, que ya más de uno se ha matado por no estar pendiente a lo que le rodea: ya sea un acantilado, ya sea conduciendo. El ego por encima de una naturaleza que, obviamente, demuestra que estás equivocado.

¿Son ellos unos selfiers, o soy yo una landscape-whore? ¿Es un proceso de dominio de la naturaleza, una carrera por engullir todo lo que no sea uno mismo, henchido de importancia? ¿O simplemente un escape de la verdad humillante que es entender que todo lo demás siempre será mayor que uno mismo?

Anuncios
  1. Por lo que conozco de mis amigos con la costumbre de fotografiarse, se explicaría el fenómeno con esa frase inglesa de “fishing for compliments” a la que te referías. Narcisismo en algún caso, pero también complejo de inferioridad y deseo de reconocimiento el de ciertas personas, que aprovechan las fotos con su mejor perfil como excusa lastimera para recibir elogios.

    Coincido con tu conclusión: Qué triste resulta permanecer ajeno a la belleza que nos rodea, pensando uno que puede ser el centro de la vida de los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: