Javier Alemán

La campaña de la ilusión

In Política on mayo 25, 2015 at 8:44 am

carmena

¿Por qué lo ha petado la campaña de Manuela Carmena?

Nadie lo sabía hasta ahora, pero resulta que estas últimas elecciones locales y autonómicas he estado trabajando asesorando a uno de los partidos políticos que se presentaba en Canarias. No voy a ponerme a dar detalles ahora, pero sí me gustaría enlazarlo con la “victoria” (porque, a todas luces un empate técnico entre quien tenía mayoría absoluta desde ni se sabe cuándo y una fuerza nueva, lo es) de Manuela Carmena. ¿Por qué? Porque la idea de la campaña era la misma.

Aparte del lógico desgaste por la corrupción (que no es tanto, con los votos de Cifuentes en la capital, el PP conservaría Madrid), creo que hay que ir un poco más allá para entender lo que ha pasado. Y lo que ha pasado es una campaña electoral brillante, sin paliativos, que ha alzado a una candidata que la opinión pública apenas conocía, hasta la más que probable alcaldía de la capital de este país, pretendido feudo inexpugnable del partido de gobierno.

No sé si Esperanza Aguirre tendrá asesores (y les hará caso), pero de ser así, podía haberse gastado el dinero en un parking cerca de Callao para dejar el coche siempre que quisiera por ahí, porque menudo desastre. En el PP no han entendido que no estamos ya en el año 2000 y que atamos a los perros con longanizas: la campaña del miedo sólo funciona cuando la gente tiene mucho que conservar, es decir, cuando el miedo es de verdad a perder algo. Y sin embargo, ahí ha estado Esperanza desde el principio: en sacar a pasear sin vergüenza alguna al terrorismo de ETA (Carmena fue objetivo por su labor como juez), a los GRAPO, a Venezuela… Todo con un aire chusco, lamentable y hasta asqueroso, faltando al respeto a todo lo que se moviera. Ha habido intentos de humanizarla (el Twitter de su perro, la locura de ponerle de beatona en San Isidro, la esperpéntica foto abrazando a una inmigrante…), pero no eran en absoluto creíbles. Y por supuesto, nada de hablar de política local para unas elecciones que son en clave local. Pura campaña del miedo, del “que vienen los rojos”.

aguirre

Por otra parte la campaña de Ahora Madrid (el partido instrumental al que se han sumado todos, salvo Izquierda Unida de Madrid, con clamoroso ridículo) ha sido de libro. Seguramente muy basada en campañas como la de Obama para asaltar la presidencia o el NO a Pinochet en Chile. Contra lo que aconsejaban todos los iluminados de la juventud por juventud han tirado con una candidata ya mayor pero de pasado intachable y se han pateado Madrid entero para darse a conocer. Una campaña siempre centrada en la ilusión, en recuperar las instituciones. Una campaña en plural, implicando a los votantes, hablando más de “vosotros” (o “nosotros”) que del “yo, yo, yo” y “tú ETA” de Aguirre. Y una campaña simpática, casi de guerrilla en las redes, con decenas de retratos de la candidata y una suma de mensajes positivos. Dando la cara en momentos jodidos (cuando sacaron la polémica falsa del alzamiento de bienes) mientras Aguirre huía con los suyos. Y pasando de entrar en la confrontación y en la lucha en el barro, en la que Aguirre se mueve como pez en el agua.

El resultado lo hemos visto: Aguirre cada día que pasaba se iba convirtiendo más y más en caricatura de sí misma y generando más rechazo, polarizando al electorado de izquierdas, que se ha volcado en Carmena. La campaña de la ilusión ha servido para animar a la gente a votar por el cambio que quiere ver, y los malos modos de la candidata del PP han funcionado para lo contrario: Cifuentes podría haber ganado el ayuntamiento, con una actitud mucho más moderada y menos chulesca.

He ahí una lección para el PP: dejen de poner a sus primos y cuñados de asesores. La campaña del miedo sí que funciona, pero sólo en contextos conservadores. España no está en uno de ellos. Es posible que no lo hayan entendido aún porque no salen del coche oficial y en sus familias apenas hay problemas, pero este país está en la puta ruina por mucho que hablemos de balanza exterior de exportaciones, PIB y bajadas de la prima de riesgo. Cuando a la gente le falta, cuando la gente quiere dignidad y trabajo, lo que funciona es la campaña de la ilusión.

PD: Va a resultar que los “perroflautas” igual saben un poco más que los trajeados que asesoran, ¿eh?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: